Hispania, Vol 57, No 196 (1997)

Guerra y finanzas en la crisis de fin de siglos: 1895-1900


https://doi.org/10.3989/hispania.1997.v57.i196.688

Inés Roldán de Montaud
Centro de Estudios Históricos, C.S.I.C., España

Resumen


Entre 1895 y 1898 España realizó un importante esfuerzo financiero para obtener los recursos que exigían las guerras que tuvo que sostener en defensa de los restos de su imperio colonial. Recurrió fundamentalmente al uso del crédito en sus diversas formas, en particular al empleo de la deuda del Tesoro. Los gastos de la guerra de Cuba corrieron inicialmente a cargo del Tesoro de la isla, hasta que mediado el año 1896, el agotamiento de los recursos y la economía de Cuba obligaron a recurrir al Tesoro peninsular. Entonces se realizó un empréstito interior orientado a obtener recursos y también a garantizar la permanencia en el poder del gabinete. Tras la muerte de Cánovas los liberales no introdujeron novedades en los instrumentos financieros empleados. Fracasaron como los conservadores en su intento de despertar el interés del capital extranjero, ahuyentado por las dificultades del Tesoro, el creciente proceso de endeudamiento, la depreciación de la moneda y la caída de los cambios. Finalizada la guerra, pese a que España no quedaba obligada a asumir las deudas coloniales en el Tratado de París, razones de naturaleza financiera impusieron su reconocimiento.

Palabras clave


Cuba; España; 1898; finanzas públicas; crisis colonial; Rothschild.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2019 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista hispania.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es