Hispania, Vol 59, No 203 (1999)

El príncipe Juan de Trastámara, un exemplum vitae para Felipe II en su infancia y juventud


https://doi.org/10.3989/hispania.1999.v59.i203.575

José Luis Gonzalo Sánchez-Molero
Instituto de Historia. CSIC., España

Resumen


El origen de la castellanidad de Felipe II se puede vincular con un intenso proceso socializador, que buscaba la identificación del hijo del emperador Carlos con Castilla. El nacimiento del príncipe Felipe fue recibido en España como un acontecimiento de singular importancia histórica, política y social. Tras treinta años sin un príncipe natural heredero, Felipe fue comparado con su antecesor, el príncipe don Juan, hijo de los Reyes Católicos, muerto en 1497. Así, entre 1527 y 1548, la castellanización del futuro Felipe II se ejerció a través de modelos, arquetipos e imágenes sociales, ligados a la figura histórica del príncipe Juan. En Valencia, el nuevo príncipe fue bautizado por los clérigos como el príncipe Felipe Juan, y en 1535 su Corte se organizó de acuerdo con la etiqueta castellana, desarrollándose todas las actividades del joven príncipe Felipe bajo este costumbre hasta 1548, cuando la etiqueta de la Corte fue cambiada por la de Borgoña.

Palabras clave


España; Castilla; Siglo XVI; Felipe II; Juan de Trastámara; Historia Social; Historia Política.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2019 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista hispania.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es