Hispania, Vol 65, No 221 (2005)

Agricultura y botánica. La herencia de la Ilustración


https://doi.org/10.3989/hispania.2005.v65.i221.133

J. L. Maldonado Polo
Instituto de Historia, CSIC, España

Resumen


La agricultura y la botánica en España, como disciplinas complementarias, estuvieron muy vinculadas desde el último tercio del siglo XVIII y más aún en el primero del siguiente. El alto nivel alcanzado por la botánica en el período ilustrado tuvo una cierta continuidad, asociada a la agricultura, en el tránsito del Viejo al Nuevo Régimen y concretamente desde que Casimiro Gómez Ortega viajara a París en los años de 1775 y 1776 aumentó el vínculo con la ciencia francesa y sus representantes, especialmente con Duhamel de Monceau, cuyas directrices trataría de implantar tras su regreso. Posteriormente Claudio Boutelou y el reinado de José I incrementaría esta influencia. En este artículo pretendo abordar, de manera general, el estudio de la agronomía en la crisis del Antiguo Régimen, época en la que se pretendieron instaurar los presupuestos teóricos ilustrados como forma de mejorar la agricultura y sanear la maltrecha economía. Asimismo incidiré en la culminación de la política ilustrada, que en el marco institucional significó todo un despliegue de posibilidades para extender la nueva agricultura a través de la promoción de un sistema pedagógico de formación de especialistas, instruidos en una enseñanza más moderna y actualizada para implantarlo en muchas de las localidades potencialmente agrícolas de todo el país.

Palabras clave


Agricultura; Botánica; Absolutismo; Enseñanza agrícola; Sociedades Económicas

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2005 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista hispania.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es